Dime Como Piensas y te Diré Cuanto Pesas - Dr. Juan 24/7
Cuando se habla de bajar de peso o mantener un peso ideal usualmente las personas se enfocan en dos cosas: la alimentación y el ejercicio. Lo cual a propósito no es erróneo… ¿pero a cuantas personas conoces que a pesar de seguir una dieta y hacer ejercicio vuelven a ganar peso, o peor aún, nunca logran bajarlo?
3300
post-template-default,single,single-post,postid-3300,single-format-standard,edd-test-mode,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Dime Como Piensas y te Diré Cuanto Pesas

Dime Como Piensas y te Diré Cuanto Pesas

Cuando se habla de bajar de peso o mantener un peso ideal usualmente las personas se enfocan en dos cosas: la alimentación y el ejercicio. Lo cual a propósito no es erróneo… ¿pero a cuantas personas conoces que a pesar de seguir una dieta y hacer ejercicio vuelven a ganar peso, o peor aún, nunca logran bajarlo? La razón es por la cual esto sucede es porque se les olvida trabajar en un aspecto importantísimo y esencial para bajar de peso y mantenerse: la mente.

Les cuento un error común que han cometido mis pacientes, a pesar de que les advierto. En ocasiones decido tratarlos con algún medicamento, aprobado por la FDA, para ayudarlos a bajar de peso. Ellos se emocionan pues el sentimiento de hambre merma bastante y en vez de comerse una hamburguesa o una pizza completa se comen media. ¡Claro que bajan de peso si están disminuyendo las calorías! Pero al instante que les paro el medicamento vuelven a subir de peso… vuelven a comerse la hamburguesa y la pizza entera. ¡No entrenaron su mente! El tiempo que estaban utilizando el medicamento tenía que emplearse en acostumbrar al cerebro a querer vegetales, frutas…a romper con el “craving” de dulces y carbohidratos. Ese tiempo había que usarlo para organizar mejor los tiempos del día en que comían para que esa última comida no fuese tan tarde en la noche. Hay que desarrollar métodos alternos a la comida para lidiar con la ansiedad…y el comer no puede ser un pasatiempo sino un requerimiento energético. Estos cambios no suceden porque sí; hay que poco a poco entrenar el cerebro para lograr una programación saludable para nuestras vidas.

Algo similar sucede cuando las personas llevan una dieta extrema. Una dieta extrema es una que te pide consumir menos de 1000 calorías al día o por ejemplo te pide que elimines un grupo completo de alimentos de tu dieta. La podrás hacer por un mes o dos, pero eventualmente tu cuerpo y tu cerebro te lo hará casi imposible. ¡Y vas a bajar de peso! Pero es una situación que no será duradera. La clave se encuentra en entrenar el cerebro a consumir las calorías justamente necesarias, derivadas de una dieta balanceada y a batallar el estrés sin con medidas y herramientas que no tengan que ver con comer.
Algunos consejos para entrenar tu cerebro:

  • Evita los buffets: la comida por lo general no es tan buena y la gente piensa que para “sacarle provecho” hay que comer en exceso.
  • Come lento: mastica por lo menos 15 veces por bocado.
  • No visualices la comida como un pasatiempo o actividad puramente social. Si bien es bueno de ves en cuando ir a comer con un amigo socialmente, hay muchas otras cosas que puedes hacer con tu amigo que no es llenarte de calorías.
  • Trata de no pasar hambre haciendo tus tres comidas razonables y saludables en el día y una merienda: si no mantienes ese horario y costumbre pasas hambre y entonces comes lo que sea, aunque sea comida chatarra, y en cantidades excesivas.
  • Establece tus herramientas para lidiar con el estrés de antemano: meditación, ejercicio, música, yoga, leer, escribir, en fin, lo que te haga distraerte y entretenerte.
  • Toma tus 8 vasos de agua al día: la sed muchas veces se percibe por el cuerpo como hambre.
  • No visualices el bajar de peso como una única oportunidad, o sea, o lo logras o fracasas: yo visualizo el bajar de peso como dejar de fumar; es raro que una persona lo logre de la primera. Es cuestión de entrenar la mente y eso no ocurre de la noche a la mañana.

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.